Consejo Regulador

Un largo camino lleva recorrido la Miel de Galicia, en el año 1988 se reconoce como “Producto Gallego de Calidad”y finalmente en el 2007 consiguió la protección europea con la publicación de la inscripción de la IGP Miel de Galicia en el registro de denominaciones de origen protegidas y de indicaciones geográficas de la comisión europea.

El Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Miel de Galicia es el organismo al que se le atribuye la gestión de la denominación y es encargado de controlar, amparar y certificar la «Miel de Galicia», identificando esta certificación con su contraetiqueta correspondiente, que es el aval de que esta miel cumple con todos y cada uno de los requisitos de calidad reflejados en el pliego de condiciones.

La zona de producción, elaboración y envasado de las mieles amparadas abarca todo el territorio de la Comunidad Autónoma de Galicia.